¿Escuchas suficiente a tu cuerpo? Cuando existe una molestia, es tu cuerpo quien te avisa sobre un problema. Actuar en ese momento, es la mejor idea que puedas tener.

 

Las molestias existen.

Las lesiones, lamentablemente también.

Y todo el mundo habla de prevención de lesiones.

 

Creo que es una afirmación, como mínimo, atrevida.

Si se pudiesen evitar las lesiones, ¿crees que los clubes profesionales tendrían gente en la enfermería? ¿No caería la responsabilidad sobre los fisios, preparadores físicos y médicos por hacer mal su trabajo?

 

Realmente, no creo en la prevención de lesiones entendida de manera literal.

Creo que se puede conseguir disminuir la probabilidad de su aparición y disminuir su gravedad.

Con esto no quiero decirte que no se deba hacer nada.

El trabajo se ha de hacer y es muy importante.

 

Déjame que te explique diversas cosas.

No siempre una lesión es consecuencia de una situación y un momento concretos. En ocasiones, se da por desgaste. Por una repetición de movimientos o acciones repetidas en el tiempo que, como una gota cayendo sobre tu cabeza, te van afectando poco a poco.

Hasta que un día, en una acción determinada, alguna estructura no aguanta la tensión, y se ve afectada.

Y la puerta de entrada es casi siempre el eslabón más débil.

 

Y ese es mi trabajo.

Descubrir donde está la debilidad, de dónde viene el problema, donde está la causa verdadera de tus molestias o de la lesión que has sufrido.

En mi opinión, al abordar “el verdadero problema” no solo conseguiremos recuperar tu lesión, sino que también trabajaremos para que la probabilidad de recaída sea mucho menor.

Que la vuelta a tus entrenamientos, a la competición (aunque sea amateur) o a, simplemente, enfrentarte a los desafíos de la vida sea progresiva y segura.

Y si eres de los que se anticipan, mucho mejor.

 

¿No se ha dicho siempre que es mejor prevenir que curar?

Y, si eres de los que les gusta aprender y formarte durante el proceso, aún muchísimo mejor. Si interiorizas los “por qués” y vas asimilándolos cuando entrenes por tu cuenta, conseguirás una mejora mucho más rápida.

Puedes comentarme tu caso y veremos si podemos trabajar juntos.

Personalmente, me apasiona enfrentarme a casos nuevos, y por qué no decirlo, complicados. Nuestra profesión siempre es un reto que, al superar, genera una gran sensación.

Y por eso me gusta.

Porque con cada caso, es una oportunidad de mejora, de formación encubierta, de crecimiento profesional.

Y, ¿por qué no decirlo? Porque es una manera genial de ganar dinero, haciendo una de las cosas que más me gustan.

Y para ir acabando te diré que nuestro servicio no es como la gran mayoría de posibilidades del sector.

¿Por qué?

Porque a diferencia de gran parte de profesionales, el objetivo siempre ha de ser la calidad y no la cantidad.

Porque tu aprendizaje forma parte del proceso y es una característica importante para mantener los beneficios en el largo plazo.

Porque no es necesario dedicar muchas horas, has de aprovechar el tiempo y que sea de calidad.

Porque iremos de la mano de un fisioterapeuta que puede reforzar el diagnóstico y así dar con la solución de manera más precisa.

Porque al acceder a este servicio, podrás usar (de manera responsable) el soporte que te ofrezco para resolver las dudas que tengas.

Por todas estas razones, no somos un servicio de recuperación y prevención más.

Sin más, aquí te dejo los pasos a seguir del servicio de manera detallada.

  1. Te enviaré un formulario inicial para que rellenes la información básica y concretaremos una fecha para una primera sesión.

SESIÓN DE VALORACIÓN

  1. El día de la sesión repasaremos tu histórico de lesiones y molestias, para hacer una radiografía general de tu situación en el momento de iniciar el proceso.
  1. Haremos una batería de test de movilidad sobre aquellas articulaciones que tienen tendencia a perderla.
  1. Haremos una batería de test de fuerza isométrica con una galga tensiométrica (es una especie de dinamómetro que mide la fuerza que generas sin movimiento).
  1. Antes de la siguiente sesión tendrás un informe inicial.

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

  1. En un plazo no superior a una semana, haremos una segunda sesión. Tendrás diseñada una rutina de entrenamiento a seguir. Esta rutina estará basada en los resultados de los test del primer día. Se tendrán en cuenta los déficits de movilidad, los posibles desequilibrios musculares y el histórico de lesiones y molestias.
  1. Durante la sesión nos centraremos en que conozcas los ejercicios a realizar. Pero sobre todo tendremos en cuenta al milímetro la ejecución técnica de los mismos, y los aspectos más importantes en los que has de poner el foco de atención.
  1. A partir de este punto, el seguimiento posterior dependerá mucho de tu objetivo, tiempo, necesidades e intereses.

El precio de las dos sesiones iniciales es de 90€.

Buen precio.

Barato, si consideramos que son dos horas de entrenamiento personal de las que sacarás una información que te servirá para el resto de tu vida.

 

Porque el objetivo es que aprendas a entrenar, para poder disfrutar de tus actividades deportivas sin molestias.

Para que te enfrentes a los obstáculos de la vida con garantías y con una sonrisita burlona.

Para que tu rendimiento se dispare en aquello que hagas, porque prevenir lesiones simplemente consiste en entrenar mejor.

Pero recuerda, antes de decidirte, contrasta información, porque como bien sabrás hay gente que vuela más alto y gente que vuela más bajo. Asegúrate que nos encontraremos en alturas parecidas.

 

Contacta conmigo para concretar tu caso. 

PREGUNTAS FRECUENTES:

 

¿Por qué razón necesito entrenar la fuerza si tengo una molestia?

 

Todo el cuerpo está conectado a través de los músculos y los tejidos que los envuelven. No se puede separar ni entender las estructuras de nuestro organismo por separado. Cuando entrenas una zona, se generan una serie de cambios a nivel global.

Es por ello que, al entrenar en aquello de lo que sufres, generas nuevas relaciones en tu cuerpo que te llevan a una mejora de tu lesión.

 

¿Y no puedo hacerlo por mi cuenta?

 

La respuesta es sí.

Pero necesitas una base sólida sobre el camino a seguir, los puntos débiles a los que atacar y una planificación y conocimiento de los ejercicios que tendrás que hacer.

Una vez conseguido esto, la cosa es más sencilla.

 

¿En que horario ofrecéis este servicio?

 

Por el momento este servicio solamente está disponible en días concertados en horario de tardes.

 

¿Porqué he de rellenar un formulario antes de iniciar el proceso?

 

Dependiendo de tu situación personal o de la posibilidad de que tu caso necesite más atención, es posible que te recomendemos una evaluación en sala de fisioterapia. Se deberá tratar cada caso de manera particular y te daremos nuestro consejo.

 

¿Es obligatorio seguir entrenando contigo después de la valoración inicial?

 

No es necesario, podrás hacer tus ejercicios en el lugar que decidas. Únicamente deberás indicarme las características y los medios de los que dispones para realizar la actividad. Evidentemente puedes seguir el proceso con nosotros si así lo prefieres.

 

¿Con qué frecuencia debería hacer el test para ver la evolución?

 

Depende mucho de cada caso, pero normalmente no antes de 2 o 3 meses de trabajo para tener en cuenta las adaptaciones. En algunos casos, con patologías más importantes, el seguimiento debería ser más frecuente, aunque no necesariamente repitiendo el test.

 

¿En que consiste el informe inicial?

 

El informe inicial consta de un pdf que contiene la información básica, el histórico de lesiones, unos breves datos sobre composición corporal (%grasa, % masa muscular…) y los objetivos marcados. A continuación, se muestran los resultados de los test de movilidad, de fuerza isométrica y la interpretación de los datos que se extraen de ellos. Por último, se adjunta la rutina con las aclaraciones técnicas más relevantes como recordatorio. En el caso de ser un segundo test y sucesivos, también se añade un informe sobre la evolución de los objetivos.

 

¿Para quién está recomendado este servicio?

 

La valoración inicial está pensada para que sea fácil de ejecutar independientemente de tu estado de forma y tu problema (con algunas excepciones que se tendrán en cuenta después de que entregues el formulario). Es válido para personas sedentarias, deportistas ocasionales o amateurs y también para todos aquellos que hagan deporte de competición.

 

¿Cuántos días a la semana tendré que entrenar?

 

Evidentemente dependerá de tu objetivo y de tu estado inicial. Por ejemplo, para una persona totalmente sedentaria es posible que notase evolución con solamente un día a la semana. Pero nosotros recomendamos un estándar de dos o tres días para una evolución óptima.

 

¿Cómo me aseguraré que estoy haciendo bien los ejercicios?

 

En el informe en pdf tendrás los ejercicios con los ítems más importantes a tener en cuenta. Además, si tienes alguna duda podrás comunicármela vía mail y te la resolveré en un plazo no mayor a 48 horas laborables.

 

¿Tienes alguna otra duda?

 

No dudes en enviarme un email, y veremos si puedo solucionar tus inquietudes.