EL ENTRENAMIENTO NO ES COMO LA DIOSA DE LA JUSTICIA

Hola,

¿Cuál es la principal característica que te viene a la mente de la diosa de la justicia? Podría ser la balanza o la espada, pero yo apostaría por la venda en los ojos.

¿He acertado?

Sin entrar a debatir de si en realidad nuestra justicia es ciega o si ni siquiera es justa (últimamente lo dudo bastante), lo que viene a mostrar es que tratará a todos los individuos por igual.

Es la antítesis de nuestro trabajo y lamentablemente la norma de muchos “compañeros del sector”.

Tú y yo no nos conocemos de nada (bueno, si nos conocemos, házmelo saber de alguna manera), y por ese motivo te he de tratar con respeto y profesionalidad. Para ello, el primer paso a admitir, es que no tengo ni idea de lo que necesitas.

En el momento en que se me pasase por la cabeza utilizar una plantilla o una fórmula cerrada, te dejaría de tener respeto. Falta de respeto a tu caso concreto y sobre todo a ti, por no dedicar el tiempo necesario a conocerte, a conocer tus necesidades y las características de tu objetivo.

Cuando era pequeño, mi padre veía los “espagueti western”, y en su momento los disfruté. Los sigo disfrutando como uno de las mejores revoluciones en el mundo del cine. En “El bueno, el feo y el malo” decían:

“El mundo se divide en dos categorías, los que tienen pistola cargada y los que cavan. Tú cavas.”

Bien,

El mundo se divide en dos categorías, los profesionales que solucionan tus problemas y los que usan plantillas cerradas.

Los que resuelven tus problemas se toman su tiempo en conseguir entender tu situación, en trazar un plan y en molestarse en enseñarte el camino a seguir.

Un influencer con cuerpo Danone que te ofrece una rutina y una dieta milagro te dirá.

“Si quieres tener un cuerpo como el mío, haz lo que yo hago y aliméntate como yo. Tendrás resultados en pocas semanas y casi sin esfuerzo.”

Mentira.

Primero, tu no eres esa persona. Y espero que no quieras serlo.

Tú eres tú, con tu genética, tus problemas, tus antecedentes, tu vida profesional, tu vida personal, tus inquietudes, tus preocupaciones y tu tiempo.

Segundo, tu principal objetivo nunca debería ser conseguir un cuerpo 10. Debería ser eliminar los dolores, estar saludable, encontrarte vital y con energía al hacer actividad física y poder moverte sin restricciones.

Un buen cuerpo podría ser una consecuencia de todo lo anterior, no el objetivo.

Y por último y más importante.

“Casi sin esfuerzo” no es una opción real.

No es posible comer mal y estar saludable. No es posible no hacer ejercicio y encontrarte vital en tus acciones cotidianas o en el deporte que practicas. No es posible recuperarse de una lesión sin hacer un trabajo constante. Hay demasiados vendedores de tónicos milagrosos, crecepelos y elixires de la eterna juventud.

Solo hay un camino: un buen diagnóstico y trabajo constante.

Así que, si eres de los que pretende resultados en poco tiempo sin trabajo, este no es tu lugar. Porque yo te voy a hacer trabajar.

Si eres de los que se rinden rápido y deja todo a medio hacer, este no es tu lugar. No verás resultados hasta que no cambies tu manera de relacionarte con tus costumbres.

Tu salud, tu bienestar, tu tiempo y tu dinero están en riesgo si no estás seguro y convencido del camino que vas a emprender. No habrá vuelta atrás.

Es completamente indiferente la imagen que tenga tu persona de referencia (evidentemente ha de predicar con el ejemplo), porque un buen profesional será capaz de conseguir mejoras en alguien más que no sea en sí mismo.

Déjame que te lo explique de otra manera.

Como usé mi ignorancia como impulso a un cambio profesional.

Cuando tenía 27 años entré a trabajar de técnico de vóley playa en la Federación Catalana de Voleibol. Mi principal cometido era organizar los diferentes Campeonatos de Cataluña de Voley Playa.

Una de las tareas administrativas para la organización semanal del circuito, consistía en comprobar las inscripciones, notificar la lista de entrada a la prueba y montar los cuadros de competición. Para ello utilizaba una herramienta muy común, el Excel.

No tenía ni idea de Excel por aquel entonces.

Mis conocimientos no llegaban ni a ignorancia.

Lamentable.

Si conoces un poco el programa, entenderás muy rápido lo ridículo de la situación que te explicaré a continuación.

El orden de entrada a la prueba funcionaba a través del ranking, con cada nueva clasificación semanal, según resultados, debía sumar el número de puntos adicionales y recalcular las posiciones en el listado.

Y adivina que, lo hacía manualmente.

Al sumar los nuevos puntos, copiaba toda la fila y la insertaba con el botón derecho en su nueva localización. Esta tarea consumió, durante las dos primeras semanas del circuito, las últimas 4-5 horas previas a la publicación del cuadro de competición.

Mi mujer (por aquel entonces mi novia), me dijo entonces: “¿Por qué tardas tanto en salir los jueves?”

Cuando conseguí que entendiese todo mi protocolo, me dijo: “¡Pero tú eres imbécil!, Hay un botón que hace eso de manera automática” Ahí descubrí el Datos – Ordenar.

Las fases del conocimiento se dividen en:

Incompetencia inconsciente

Incompetencia consciente

Competencia consciente

Competencia inconsciente

Yo pasé de una incompetencia inconsciente (no sabía que era un ignorante en ese campo) a entender que era un manta, perdiendo 5 horas de mi tiempo con un programa, cuando la solución se encontraba a pocos segundos.

En un par de clicks.

Necesité una ayuda externa para hacer consciente mi ignorancia.

Después de eso, me apunté a un curso de Excel orientado a la gestión deportiva. Fue una de las mejores decisiones que he tomado nunca. El uso de Excel en mi día a día profesional me ahorra muchísimo tiempo y esfuerzo.

El camino al conocimiento consciente

La primera gran conclusión a la que debemos llegar es que alguien debe hacerte ver, si el método que estás usando para resolver tus problemas es el más adecuado a tu situación concreta.

No puedes seguir utilizando un martillo pensando que todo el mundo es un clavo.

Por otro lado, una vez eres consciente del camino que has de seguir, quizá la mejor opción es conseguir el asesoramiento profesional que te acompañe en tu evolución. Para así ser cada vez más autónomo y, por lo tanto, más competente en tu cuidado personal.

El objetivo final siempre es y será que entiendas el proceso de trabajo y que sepas aplicarlo de manera autónoma.

A partir de aquí, es importante que sepas que…

Si vamos a trabajar juntos haremos una evaluación inicial que constará de los siguientes pasos:

  1. Te enviaré un formulario inicial para que rellenes la información básica y concretaremos una fecha para una primera sesión.

SESIÓN DE VALORACIÓN

  1. El día de la sesión repasaremos tu histórico de lesiones y molestias, para hacer una radiografía general de tu situación en el momento de iniciar el proceso.
  2. Haremos una batería de test de movilidad sobre aquellas articulaciones que tienen tendencia a perderla.
  3. Haremos una batería de test de fuerza isométrica con una galga tensiométrica (es una especie de dinamómetro que mide la fuerza que generas sin movimiento).
  4. Antes de la siguiente sesión tendrás un informe inicial.

SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

  1. En un plazo no superior a una semana, haremos una segunda sesión. Tendrás diseñada una rutina de entrenamiento a seguir. Esta rutina estará basada en los resultados de los test del primer día. Se tendrán en cuenta los déficits de movilidad, los posibles desequilibrios musculares y el histórico de lesiones y molestias.
  2. Durante la sesión nos centraremos en que conozcas los ejercicios a realizar. Pero sobre todo tendremos en cuenta al milímetro la ejecución técnica de los mismos, y los aspectos más importantes en los que has de poner el foco de atención.
  3. A partir de este punto, el seguimiento posterior dependerá mucho de tu objetivo, tiempo, necesidades e intereses.

El precio de las dos sesiones iniciales es de 80€. Buen precio. Te enseño como iniciar el camino de un entrenamiento de calidad. Empezando con poner todo en orden, evitar molestias, y trabajar aquello que los datos y tus necesidades nos muestran.

Valoración de movilidad, fuerza isométrica y entrenamiento inicial adaptado*

80€

 

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿En qué horario ofrecéis este servicio?

Por el momento este servicio solamente está disponible en días concertados en horario de tardes.

¿Por qué he de rellenar un formulario antes de iniciar el proceso?

Dependiendo de tu situación personal o de la posibilidad de que tu caso necesite más atención, es posible que te recomendemos una evaluación en sala de fisioterapia. Se deberá tratar cada caso de manera particular y te daremos nuestro consejo.

¿Es obligatorio seguir entrenando contigo después de la valoración inicial?

No es necesario, podrás hacer tus ejercicios en el lugar que decidas. Únicamente deberás indicarme las características y los medios de los que dispones para realizar la actividad. Evidentemente, puedes seguir el proceso con nosotros si así lo prefieres.

¿Con qué frecuencia debería hacer el test para ver la evolución?

Depende mucho de cada caso, pero normalmente no antes de 2 o 3 meses de trabajo para tener en cuenta las adaptaciones. En algunos casos, con patologías más importantes, el seguimiento debería ser más frecuente, aunque no necesariamente repitiendo el test.

¿En qué consiste el informe inicial?

El informe inicial consta de un pdf que contiene la información básica, el histórico de lesiones, unos breves datos sobre composición corporal (% grasa, % masa muscular…) y los objetivos marcados. A continuación, se muestran los resultados de los test de movilidad, de fuerza isométrica y la interpretación de los datos que se extraen de ellos. Por último, se adjunta la rutina con las aclaraciones técnicas más relevantes como recordatorio. En el caso de ser un segundo test y sucesivos, también se añade un informe sobre la evolución de los objetivos.

¿Para quién está recomendado este servicio?

La valoración inicial está pensada para que sea fácil de ejecutar independientemente de tu estado de forma y tu problema (con algunas excepciones que se tendrán en cuenta después de que entregues el formulario). Es válido para personas sedentarias, deportistas ocasionales o amateurs y también para todos aquellos que hagan deporte de competición.

¿Cuántos días a la semana tendré que entrenar?

Evidentemente, dependerá de tu objetivo y de tu estado inicial. Por ejemplo, para una persona totalmente sedentaria es posible que notase evolución con solamente un día a la semana. Pero nosotros recomendamos un estándar de dos o tres días para una evolución óptima.

¿Cómo me aseguraré que estoy haciendo bien los ejercicios?

En el informe en pdf tendrás los ejercicios con los ítems más importantes a tener en cuenta. Además, si tienes alguna duda podrás comunicármela vía mail y te la resolveré en un plazo no mayor a 48 horas laborables.

Valoración de movilidad, fuerza isométrica y entrenamiento inicial adaptado*

80€