LA DIFERENCIA ENTRE UN FAST FOOD Y UN FAST RESTAURANT

El mundo se divide en dos categorías, los que hacen sobremesas interminables y los que piden la cuenta casi antes de los postres.

¿Y los locales?

Los restaurantes se dividen en dos categorías, los restaurantes venga, venga venga, venga, venga… adiós gracias. Y los que cuando te traen el primero ya no te acordabas que habías pedido.

Los de currelas de polígono suelen ser del primer tipo. Lo entiendo, van por faena.

Aunque, si en un restaurante hay mucho currante con las manos llenas de mierda, suele ser un buen indicio.

No hablo de salud, hablo de sabor.

Pues este finde estuve comiendo en un restaurante slow motion.

Poco funcional es la manera políticamente correcta de describirlo.

Aunque a mi, me está bien así.

Tengo tendencia a devorar.

Bueno, pues como he tenido tiempo, me he fijado en un camarero que le daba patadas a un barril de 30 litros de cerveza para hacerlo rodar.

Hasta ahí todo bien.

Luego cuando lo ha cogido ya…

Pues te puedes imaginar, no se ha fijado mucho en la técnica.

Estaba yo ahí, haciendo una apuesta conmigo mismo sobre si se habría quedado enganchado ya algún día.

Con que le explicase un par de “trucos”, estoy seguro que le iría bastante mejor.

Si quieres conocer los resultados de diversos estudios relacionados con el dolor lumbar, suscríbete aquí abajo.

Además, te regalo un ebook sobre como activar la musculatura abdominal en los ejercicios de fuerza.

Alex Funes

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.