5 aspectos vitales tras una lesión

Hoy te voy a hablar de 5 cosas que debes tener en cuenta para mejorar (o al menos no cagarla más) en una recuperación después de lesionarte.

 

Y las cosas evolucionan.

Y mucho.

 

Así que no te sorprendas si ves algo que no coincide con tus creencias de toda la vida.

 

Primero.

Se empieza a pensar que eso que hace todo el mundo de poner hielo a la primera de cambio, no es tan buena idea como se pensaba.

Mira, primera ventaja, te vas a ahorrar una pasta en hielo, con lo caro que está…

 

 

Segundo.

El trabajo de verdad empieza, normalmente, cuando la gente ya da por superada la lesión.

Ese clásico momento en el que el médico te dice, “Pues ya tiene usted el alta, ya puede volver progresivamente a su actividad normal”

 

Claro que sí.

La actividad normal vale, progresivamente, una mierda.

Eso no existe.

Hay que trabajar bien, muy bien antes de volver a entrenar y competir.

Sobre todo a nivel muscular.

 

 

Tercero.

Descubrir la razón por la cual es posible que hayas tenido la lesión.

Uno de los factores comunes suele ser la falta de movilidad en alguna articulación.

Vamos, que seas más tronco que una secuoya no te va a ayudar, precisamente.

 

 

Cuarto.

Nada de descansar durante dos semanas ni chorradas del estilo.

Eso son pajas mentales de médicos cagones.

(Si eres médico, lo siento, pero sabes que tengo un poco de razón. Bueno, en realidad no lo siento)

 

El movimiento es vida.

Mueve todo lo que puedas mover, aunque estés lesionado.

Por muchas razones.

No desentrenarás tanto, obtendrás mejoras a nivel general, psicológicamente estarás mejor…

 

 

Y, por último. Bueno, espera.

La última (y más importante) me la dejo para los suscriptores.

El miércoles estará en el mail diario.

 

Descúbrela aquí dentro.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *