La lección de Alicia en el Pais de las Maravillas

  • ¿Podría decirme, por favor, que camino debo tomar?

 

  • Eso dependa de a donde quieras ir. – respondió el gato.

 

  • Lo cierto es que no me importa demasiado a dónde. – dijo Alicia.

 

  • Entonces no importa que tomes un camino u otro.

 

 Y esto me recuerda mucho, mucho, a una situación que vivimos los profesionales del deporte y la actividad física.

 

  • ¿Qué entrenamiento puedo hacer?

 

  • Pues depende de lo que quieras conseguir. – respondió el entrenador.

 

  • Lo cierto es que no sé realmente que quiero… estar en forma. – dijo la persona random.

 

  • Entonces no importa el entrenamiento que hagas.

 

Así que lo primero que debes decidir es cuál es tu objetivo.

 

Pero más allá de eso, también debo decirte que hay cosas que, aunque tengas muy claro el objetivo, el entrenador también necesita tomar decisiones.

 

Y eso ya no tiene que ver con tus objetivos.

Tiene que ver con tu estado inicial.

 

Por lo tanto, no puedes diseñar un entrenamiento con los ojos cerrados.

 

No puedes hacer lo mismo para todo el mundo.

 

No puedes chuparte el dedo, levantarlo al aire y ver que lado se enfría más, para decidir el camino a seguir.

 

No puedes guiarte por tus corazonadas, (aunque sea genial para un guion de una peli de Hollywood).

 

Como se suele decir, el conocimiento es acierto.

(Bueno, creo que eso no se dice mucho, pero me va bien para este caso).

 

Y eso vas a encontrar en esta lista.

Conocimiento, consejos, casos reales…

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *