No va a crecer si hace ejercicios de fuerza… ¿En serio?

El desarrollo del ser humano es un proceso continuo e inacabable.

Desde el inicio de nuestra existencia nos encontramos con multitud de retos, tanto a nivel intelectual como motriz.

El psicólogo estadounidense Howard Gardner (Scranton, Estados Unidos, 11 de julio 1943) formuló la teoría de las inteligencias múltiples.

Según dicha teoría el desarrollo personal no puede basarse únicamente en el tipo de aprendizaje en el cual se fundamenta nuestro sistema educativo. Exactamente, existen 8 tipos diferentes de inteligencia, entre las cuales encontramos la cinestésica corporal, musical, espacial, las de tipo social y las clásicas. (para más información sobre este tema leer «Inteligencia emocional» de Daniel Goleman).

¿Y EN QUÉ AFECTA ESTA TEORÍA A NUESTRO APRENDIZAJE? 

Nuestra sociedad es cada vez más sedentaria, mecánica y poco creativa, mientras en los centros escolares las autoridades se empeñan en quitar horas de educación física o asignaturas más artísticas como música, manualidades … etc.

Centrándonos únicamente en el tipo de inteligencia lógico – matemática o en la lingüística estamos despreocupando nuestra más preciada posesión: nuestro cuerpo.

Cuanto menos lo usamos más cansados nos encontramos, más nos cuesta levantarnos por la mañana, menos ilusión tenemos y por lo tanto menos eficientes somos.

Las personas que durante su vida han cuidado su cuerpo saben que necesitan actividad para sentirse mejor y cuidarse tanto interna como externamente.

Por ello, desde bien pequeño debemos trabajar nuestro cuerpo en un gran abanico de tipos de estímulo. Y es aquí donde la creencia popular vuelve a pasarnos factura:

¿SE PUEDE HACER EJERCICIO DE FUERZA CON NIÑOS?

Rotundamente, SI.

Simplemente, se ha de tener en cuenta que tipo de trabajo es el adecuado para los diferentes rangos de edad.

Uno de los aspectos más importantes es la variedad, cuanta más variedad exista en el aprendizaje motriz, mayor será la capacidad de un niño de aprender nuevos movimientos.

Cuanto más se trabaje la coordinación y el aprendizaje técnico en edades tempranas, más fácil será que un individuo asimile nuevas capacidades en un tiempo menor. Existe una curiosa relación entre la capacidad de muchas personas de sacarse el carné de conducir y su historial de actividad física.

Así mismo, multitud de personas arrítmicas confiesan que jamás se habían interesado por este tipo de actividades.

He aquí la razón y la importancia por la cual desde bien pequeñas, las personas, deben realizar ejercicio y actividad física.

¿CUÁL ES EL PRINCIPAL OBJETIVO?

Conseguir un aprendizaje técnico adecuado a su edad para luego, en el futuro, poder aumentar la intensidad de manera segura.

Creemos firmemente en conocer la edad biológica del niño (que no la cronológica) y adaptar el entrenamiento a sus características.

¿Se puede entrenar la fuerza en niños? 

SI

¿De cualquier manera?

NO

Alex Funes

 
--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.