El punto de no retorno físico

¿En qué momento te das cuenta de que estás fatal?

 

Seguro que has escuchado eso de que las personas no son felices, sino que la vida está compuesta por momentos felices.

 

Y otros que no lo son tanto.

 

Pues con la forma física es lo mismo.

 

No puedes estar siempre de puta madre.

Y no puedes estar siempre en la mierda.

Normalmente, te encuentras en un estado de forma que va cambiando en función del momento.

 

Y un día:

“Buahh, estoy que me salgo, me he visto a tope en el partido”

 

O

 

“Joder que asco doy, no tengo ganas ni de levantarme del sofá.

 

Y, como todo en este mundo en el que nos ha tocado luchar, las cosas no pasan de golpe.

 

Pequeñas decisiones en el día a día, van creando un estado que se convierte en una nueva realidad.

 

No vas a conseguir músculo por ir un día al gimnasio.

No vas a perderlo por fallar un día.

 

No vas a perder grasa por comer bien una semana.

Pero no vas a ponerte gordo por comer un donut.

 

Somos el resultado de nuestro día a día.

Felicitémonos por cada pequeño paso en el largo camino.

 

¿Así que, cuál es el punto de no retorno para estar mal físicamente?

El día en que empiezas a flaquear con tus buenas costumbres.

 

De estos temas y de cómo afrontarlos son algunas de las cuestiones que te encontrarás dentro de la Lista del Casi Deportista.

 

Empieza a coger el hábito de informarte en el cuidado de tu cuerpo. Para conseguirlo, aquí abajo.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *