Maracuya, banana, mango

Dame, dame, dame.

Quiero tu fruta, no pares, que te daré mi zumo.

 

Si es que nos vamos a la mierda.

 

 Biribiribiribiri…

 

Cambio de rollo.

Que por ahí no vamos bien.

 

Antes, aunque se hablaba de frutas, no se hacía referencia todo el rato a folleteo.

 

Era más letra sobre ligar.

Eso de ligar ya no está de moda.

 

Y ahora que pienso, además las canciones te decían como debías bailarlas.

 

“¡Una mano al rojo, un pie al azul, menuda se ha armado, quién habrá ganado! Con Twister, siiii…”

 

Creo que he cruzado cables.

 

“La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, Danza Kuduro”

 

Así, para que no tengas que pensar.

Que cansa mucho.

 

Pero al menos, habla de movimiento sexy.

No de Perrea perrea.

 

En fin, que aquí hay una conclusión.

Da igual el tipo de canción que sea, las dos tienen en común que te dicen lo que tienes que hacer.

 

Y eso es importante.

Porque a muchísimas personas les gusta que les digan qué y cómo hacer las cosas.

Haces sus vidas más fáciles.

 

Por eso existen los servicios.

 

Por eso existe mi negocio.

Dentro, encontrarás consejos sobre lo que debes hacer para mantenerte más vivo, más contento, más fuerte, más todo.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *