No se habla del club de la lucha, se lucha

Cuando vas en piloto automático, todo parece la copia, de una copia, de una copia…

 

Consumismo.

¿Es uno de los problemas de la sociedad?

Compras, consumes, compras, consumes… la rueda del hámster.

 

¿Llegarías al límite en el que de manera consciente o inconsciente lo quemases todo?

¿Lo dejases todo?

¿Empezarías de cero?

 

Seguro que lo has pensado en más de una ocasión.

Debería dejar este trabajo.

Debería prestar más atención a las cosas importantes, como mi familia, mis amigos.

 

Muchos deberías.

Poca acción.

 

Y la vida sigue.

Tomes acción o no.

Decidas hacer algo o decidas no hacer nada.

En cualquier caso, es una decisión.

 

Y, probablemente, tomar acción sea algo que se confunde en estos tiempos.

 

Todo se desvanece.

Nada importa si no tienes lo que importa.

 

Y eso es lo que debes decidir primero.

¿Qué es lo que realmente importa?

 

Yo lo tengo claro.

Pero ¿sirve de algo que te lo explique?

Debes descubrirlo por ti mismo, porque en la vida, se aprende a base de experiencias.

 

La primera regla del club de la lucha es que no se habla del club de la lucha.

 

La segunda regla es que nadie hablará sobre el club de la lucha.

 

No para mantenerlo en secreto.

Si no porque la primera regla de cualquier lucha es decisiva.

 

Si aun así quieres saber en qué consiste, te lo explico en el Club del Casi Deportista.

 

Puedes acceder desde aquí abajo.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *