Un secreto, secretísimo, sobre el dolor

Estoy en plan enigmático.

 

Soy el Dr. Enigma.

Joder, parece un nombre de supervillano cutre o de sala de escape.

 

Pues bien, me he puesto a pensar en qué podría explicarte que te ayude a entender las lesiones.

 

Es más, me he puesto a pensar que sería de puta madre, explicarte algo muy muy muy muy muy muy importante sobre el dolor.

 

Y no, tranqui, no te voy a hacer una masterclass de las razones fisiológicas por las cuales sientes dolor.

Ni sobre el por qué hay personas que tienen una enfermedad por la cual no sienten nada.

 

Y tú te dirás, “Joder, eso sería un chollo”.

 

Pero no, ¿cómo va a ser un chollo que te hagas una herida interna y no te enteres de nada y mueras sin siquiera dar un aviso?

 

Eso no es muy inteligente.

 

Pero si piensas en una situación en la que te están torturando, quizá te apetecería tener ese poder de pacotilla.

 

A ver, que me pierdo.

 

Que yo venía a explicarte un secreto ancestral.

Guardado por los mismísimos dioses del Olimpo Olímpico.

Vigilado por las Valkyrias, los Titanes y las Tortugas Ninja.

 

¿Cuánto pagarías por un secreto así?

No te lo vendería ni por todo el oro del mundo.

 

Pero te lo voy a regalar.

Porque soy muy buena gente, muy majo.

 

Mierda, mi editor me ha dicho que no me queda espacio para esta entrada.

 

Así que vas a tener que averiguar de qué se trata dentro de los Secretos del Casi Deportista.

 

Mira por aquí abajo, se puede dejar un correo electrónico.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *