Si eres un vago, este es tu post

Sufres el síndrome de la vaguitis.

Mundialmente conocido.

 

Te afecta al despertarte.

Te afecta durante tus horas de trabajo.

Te afecta después de comer y cuando estás en el sofá.

 

No puedes escapar de su influencia.

Aunque lo intentas.

Y te gustaría no ser así (o sí te gusta).

Pero lo eres.

 

Cuando te diste cuenta de que empezabas a tener los primeros síntomas, no pudiste expresarlo con palabras.

Eras un bebé.

 

Y con los años, sus consecuencias son más devastadoras.

 

Malditos todos aquellos que te obligan a salir de tu vaguitis.

Cabrones.

Explotadores.

 

Y ponen la excusa de que es por tu bien.

Que debes moverte.

Que el movimiento es vida.

¡Qué absurdo!

Mira los árboles.

No pueden estar más quietos y más sanos.

 

Así que haces bien.

Huye de gente como la que se encuentra en la Lista del Casi Deportista.

Que hablan de actividad física y de entrenamiento de fuerza.

 

¿De fuerza, en serio?

Con lo que cansa eso.

Y solo sirve para mostrar músculos porque estás frustrado con tu vida.

 

Lo bonito es lo inmóvil, lo perenne, lo imperecedero.

Lo que resiste al cambio porque no puede cambiar, como las rocas y las montañas.

Todo eso no se mueve joder.

 

Así que no se te ocurra suscribirte a la lista.

En ese lugar de locos solo se habla de hacer cosas, de solucionar cosas, de energía.

Da igual, me arriesgo, soy masoca, voy a entrar.

 

Aquí abajo.

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *