Sospechar que te vas a lesionar

Voy a hacer una declaración revolucionaria.

 

Pon mucha atención atenta, porque puede cambiar los cimientos de tus creencias.

Y debería hacerlo de pago, pero creo que puedo beneficiar mucho a mucha gente, y estoy en este mundo para hacer el bien.

 

Te voy a explicar el principal indicio para sospechar que estás lesionado, o que estás cerca.

 

Te voy a dar algunas pistas, a ver si llegas, por tu propio razonamiento, a la iluminación del conocimiento.

 

¿Cuáles son los síntomas más claros de lesión?

 

¿Qué es aquello que te dice, sin ningún tipo de dudas que te has roto?

 

El dolor.

 

Y sí, el dolor, aunque parezca una contradicción, es un mecanismo de defensa.

Te avisa de que hay algo mal.

 

Te está diciendo: ¡Para!

 

¡No sigas!

 

Y, ¿qué hacen muchas personas?

 

¡Seguir!

 

Muy bien, muy bien.

 

No lo juzgo, lo he hecho yo también en muchas ocasiones.

Pero te das cuenta de que es una tontería.

 

Actúa, cuando algo empieza a doler, es porque hay algo que está empezando a pasar. Quizá sería interesante (solo quizá), poner remedio antes de que vaya a más.

 

Y atento, muchas veces a más, otras muchas no.

Pero, ¿vale la pena?

 

Este es uno de los errores que se encuentra el Viajero hacia el Casi Deportista. No reconocer las piedras, y tropezar una y otra vez.

Más ideas y consejos actuales, para deportistas y entrenadores no profesionales, aquí:

--------------------
Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
¿Qué te deparará el destino?


Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *